Paseo de las Bonitas

Calle 65, Centro, 97000


Aquí nació La Alameda de Mérida, construida por el capitán general don Lucas de Gálvez entre 1789 y 1792. Por esta amplia calle entonces de frondosos árboles hacían sus paseos dominicales bellas y elegantes mujeres: “las bonitas”.


A fines del siglo XVIII el general don Lucas de Gálvez construyó en la calle 65 La Alameda y se convirtió en poco tiempo en el lugar predilecto de las familias yucatecas, sobre todo los domingos y días festivos. Por aquellos tiempos, a lo largo de esa vía podían observarse carruajes ocupados por mujeres ataviadas con elegante vestimenta, quienes desde sus acogedores vehículos, impulsados por caballos, coqueteaban con los galanes apostados debajo de los frondosos árboles. Derivado de ello se le denominó también ‘el paseo de las bonitas’.

En la misma época un pequeño mercado al que se llamaba Bazar, frente a la plazoleta de la Alameda, hizo que la anterior Calle de los Hidalgos recibiera el nombre de Calle Ancha del Bazar.

Ya para principios del siglo xx la zona se volvió totalmente comercial y la hermosa arboleda fue reemplazada por cantidad de quioscos que vendían todo tipo de artículos. En 1903 ocurrió un incendió que dañó varios edificios en la Calle Ancha del Bazar.

Allí se ubicó años más tarde, en 1908, el Palacio Federal, sitio que albergó las oficinas de telégrafos, correos, tribunales federales, y actualmente el Museo de la Ciudad.

Pese a la poca visibilidad que permiten los comercios actualmente, en esta amplia calle perviven antiguas casonas de más de cien años de antiguedad.

Gonzalo Navarrete Muñoz