Hotel Mansión Mérida

Calle 59 #498, Centro, 97000


Construida en tiempos de la Colonia, esta vasta mansión fue ocupada por un gobernador y capitán general de la provincia y se destaca por haber sido la primera casa de dos pisos en la ciudad de Mérida.


Originalmente parte de una ciudad amurallada, esta residencia, ubicada en las calles 58-60 del de centro de Mérida, fue primero el hogar de un gobernador asignado por el rey de España, y más tarde, de un número de nobles del llamado Nuevo Mundo. Protagonista de la historia, con el paso de los años la mansión en el parque se torna un exponente de la arquitectura afrancesada del porfiriato como lo había sido de la sobria época colonial.

Con más de tres siglos de existencia, la historia real del ahora hotel comienza a finales del siglo xix cuando Felipe G. Cantón renueva la propiedad para su creciente familia. Desde los altos techos hasta las “alfombras” de patrones de azulejos tan típicos de la época, la casa de Don Felipe siguió un estilo neoclásico. Tiempo después, al ser el centro de ocio y lugar de encuentro para el club social La Unión, la mansión fue nombrada Patrimonio de la Nación.

Fue el nieto de Don Felipe, Raúl E. Casares G. Cantón, quien abrió un nuevo capítulo. Tras años de esfuerzos y de cuidado logró reponerle a la legendaria casona un antiguo esplendor, combinándolo con el confort contemporáneo.

Después de innumerables detalles y años de arduo trabajo, Raúl E. Casares G. Cantón abrió las puertas de la mansión para dar la bienvenida a los huéspedes del ahora Hotel-Restaurante Mansión Mérida.

Vanessa Berenice Sulú Rojas