El Gallito

Calle 63 #512, Centro, 97000


Aquí se hospedó la emperatriz Carlota en su viaje a la península en 1865, también estuvo el primer lugar de venta de hielo en Mérida y se estableció la primera línea telegráfica de Yucatán.


A mediados del siglo xix esta fue la casa de don Darío Galera, acaudalado comerciante famoso por introducir el hielo a la ciudad de Mérida, el cual vendía en forma de sorbetes hacia el año de 1850. La residencia formó parte del mayorazgo de Francisco Montejo y constituye un espacio histórico porque en él se estableció el 12 de noviembre de 1865 la primera línea telegráfica de Yucatán, que unía Mérida con el puerto de Sisal.

El 23 de noviembre del mismo año en esta mansión se alojó la emperatriz Carlota, quien estuvo tan feliz en su visita a Yucatán que la describió en una carta de diecinueve páginas llamada Relación del Viaje en la que se puede leer, entre otras cosas, lo siguiente: “Aquí en Yucatán todo es blanco, hasta el suelo… Caminamos sobre un tapete de conchas blancas hasta la casa prevista para descansar. Allí la gente subió a las ventanas, agarrándose de las rejas, con grandes ojos, curiosos y amables”.

Sin embargo, la esquina en la que se ubica la casa no se recuerda ni por un suceso ni por otro, sino por algo más común. En este predio funcionó un establecimiento que vendía cigarros y puros cubanos, una de las marcas era “El Gallito” y por eso el lugar es recordado con ese nombre.

Gonzalo Navarrete Muñoz