Casa del Lagarto

Calle 61 #516, Centro, 97000


En esta casa vivió la familia de Antonio Laviada y Fausta Arrigunaga. Se le conoce como “Casa del lagarto” por la peculiar mascota que tenían los propietarios.


En esta casa vivieron Antonio Laviada y Fausta Arrigunaga, abuelos maternos del gobernador Patricio Patrón Laviada (2001-2007). La construcción es conocida como la “Casa del lagarto”, porque esta familia tenía uno como mascota.

Cuando recién llegó a la casa el lagarto, los hijos de la familia Laviada Arrigunaga lo bautizaron con el nombre de Tutankamón. Se dice que la señora Fausta alimentaba al reptil abriéndole el hocico con sus propias manos y lanzándole comida dentro. Se cuenta también que en las temporadas de lluvias el lagarto aprovechaba que el nivel del agua subía para escaparse, y por lo mismo los vecinos encontraban al animal rondando por las calles aledañas.

Cuando los hijos de Antonio Laviada y Fausta Arrigunaga comenzaron a formar sus propias familias, la peculiar mascota fue donada a un circo pero el mote se le quedó a la vistosa casa que, por cierto, es una de las pocas con jardín frontal que se encuentran en el centro de Mérida.

El edificio está ubicado en el número 516 de la calle 61 entre las calles 64 y 62. Cuenta con dos plantas y por lo mismo es un claro ejemplo de riqueza proyectada a través de la arquitectura que se dio durante la época porfiriana. En diciembre de 1984 el Instituto Nacional de Antropología e Historia reconoció la restauración de la casa llevada a cabo por su dueño Emilio Lamk Abuxapqui.

Gonzalo Navarrete Muñoz