Casa del Alguacil Mayor

Calle 62 #503c, Centro, 97000


La Casa del Alguacil Mayor data del siglo XVII y fue propiedad de los Montejo antes de convertirse en la residencia y despacho del jefe de seguridad local de Mérida por su proximidad a la cárcel pública (hoy Pasaje Picheta).


Se construyó en el siglo XVII siendo propietario el conquistador Cristóbal de San Martín. Luego fue propiedad de Juan de Montejo y, en 1783, de José Fernández Cano Bingas de Alvarado, Alguacil Mayor de Mérida.

El alguacil o jefe de la seguridad local decidió estratégicamente vivir en este inmueble, ya que se encontraba sobre la misma acera la cárcel pública de la ciudad (hoy Pasaje Picheta) y la oficina de gobierno.

Originalmente se construyó en una sola planta bajo una arquitectura colonial, posteriormente pasó a ser propiedad de la familia Argaiz, cuyos descendientes ampliaron la casa, construyéndole una segunda planta que utilizaron como vivienda, mientras que la planta baja se destinó para bodegas y tiendas.

Su acceso principal cuenta con un marco de piedra labrada y está sobre la calle 62. Hay otro pórtico similar en la planta alta, donde funcionó un hotel y un restaurante. Entre otras cosas, se destacan sus arcos de medio punto y sus resistentes puertas de madera.

Actualmente la planta alta está desocupada, y en la planta baja se ubica un restaurante, una casa de cambio, la tradicional sorbetera Colón y una tienda de conveniencia, así como una tienda de artesanías para la cual se modificaron los accesos originales de esta parte del inmueble.

Gonzalo Navarrete Muñoz