Casa Cárdenas

Calle 62 y 63, Centro, 97000


Originalmente propiedad del conquistador Hernando de Bracamontes, la Casa Cárdenas está construida con tabiques de origen francés y en su subsuelo existe un conjunto de túneles subterráneos


El solar suroeste de la plaza principal de Mérida fue otorgado por Francisco de Montejo al conquistador Hernando de Bracamonte, uno de los primeros vecinos de Mérida. Los descendientes de aquel poseyeron la casa hasta el siglo XVIII, periodo durante el cual el solar fue dividido y se edificaron otras casas de acuerdo con lo requerido por su entonces propietario Domingo Cayetano de Cárdenas.

 En lo que fue el zaguán de la calle 62, todavía se aprecia el escudo con los lobos cárdenos de la familia. Según las investigaciones de los arquitectos Rafael Burgos Villanueva, Luis Millet, Sara Dzul y José Estrada este edificio fue transformado a principios del siglo xix para dar paso a la actual portada con tabiques o ladrillos de barro presuntamente de origen francés probablemente por el ingeniero Manuel Arrigunaga. Hacia finales del siglo xix la casa perteneció a la familia Peón, misma que poseía las residencias vecinas, razón por la que la esquina comenzó a ser conocida como “Los Peones”. Destaca que bajo el suelo de esta propiedad existe un conjunto de subterráneos sin comunicación exterior que según los autores antes mencionados pudo haber sido parte de un incipiente sistema de control de aguas negras. Otro planteamiento es que fueron construidos para ser refugio ante un ataque pirata o como depósito de víveres.

Sergio Ceballos Castillo