Parque de San Cristóbal

Calle 50 y 69, Centro, 97000


En 1877 se estableció aquí la plaza “De la Reforma”. Según los registros del explorador John Stephens esta plaza fue un espacio para las corridas de toros durante el siglo XIX.


Al oriente de la Plaza de Armas de Mérida se establecieron los indígenas del altiplano que acompañaron a Francisco de Montejo en la conquista de Yucatán. Este pueblo recibió el nombre de San Cristóbal y su primera parroquia estuvo a cargo de los franciscanos.

En 1877 se designó la plaza como “De la Reforma”, y en mayo de 1910 se realizó la inauguración del parque en cuyo centro se instaló un monumento a la memoria de Joaquín García Rejón y Carvajal, mismo que fue retirado en los años sesenta para instalarse una fuente, que más tarde dio paso a la actual conformación del parque en septiembre de 1970, año en el que se instaló el busto a Ignacio Allende en el costado sur de la plaza.

Durante las fiestas, esta plaza era espacio para las corridas de toros. Sobre esto el explorador John Stephens escribió:

La plaza de toros estaba instalada en la de San Cristóbal. El anfiteatro o sitio destinado a los espectadores, que la ocupaba casi enteramente, era una estructura extraña y muy original que en sus principios dejaría atónito a un arquitecto europeo: Consistía en un gigantesco andamiaje circular, de unos mil quinientos pies de circunferencia, con cabida para cuatro o cinco mil personas, erigido y sostenido sin un solo clavo mediante toscos postes de madera, tal como se sacan de los bosques atados entre sí con mimbres. […]

El conjunto formaba una enorme armazón de rústico entramado, admirablemente adaptada a este clima caluroso al facilitar la libre circulación del aire, y cubierta por una enramada de hoja de palma americana. La entera estructura era simple y curiosa. Todos los indios ayudaban a construirla, y cuando acababa la fiesta la desmontaban y usaban los materiales como leña.

Sergio Ceballos Castillo