Arco de San Juan

Calle 64, Barrio de San Juan, Centro, 97000


Construido en 1690, este arco estaba destinado a la protección de la ciudad y al control del flujo de mercancías.


Enmarcando la antigua salida al Camino Real, ruta de unión entre Yucatán y Campeche, se levanta este arco, el de mayor dimensión, comparado con los otros dos que siguen en pie. En él se observa en su parte más alta un nicho en el que resalta la imagen de San Cristobal.

Originalmente llamado Arco de San Cristobal, es el de mayores proporciones y su construcción se atribuye al ingeniero Manuel Jorge de Zezera durante el año 1690, fecha en la que el capitán general Juan José de la Bárcena se encontraba gobernando la península.

El siglo XVII fue una centuria de consolidación, equipamiento e infraestructura para Mérida, y entre las medidas propuestas se encontraba el hacer de ella una ciudad amurallada, lo que derivó únicamente en la construcción de diferentes puertas o arcos.

Los temores ante el un ataque maya hicieron que la entrada a la ciudad estuviese protegida de alguna manera, pero también hubo un afán por controlar el tráfico de mercancías ilegales y la seguridad pública del camino.

Gonzalo Navarrete Muñoz