Plaza de Toros de Mérida

Calle 72 #511, García Ginerés, 97070


En esta plaza, que cuenta ya con noventa años de inagurada, toreó su última corrida Manuel Rodríguez “Manolete” el 9 de febrero de 1947.


La construcción de este inmueble se inició en 1925 por iniciativa de los hermanos Fernando y Antonio Palomeque Pérez de Hermida y se inauguró el 27 de enero de 1929, con la actuación de los toreros Luis Frek y Armillita Chico.

Desde entonces, grandes figuras del toreo han actuado en la plaza Mérida: Eloy Cavazos, David Silveti, todas las dinastías de los Armillita, los Arruza y los Capetillo. El antiguo edificio ha sido un testigo de tardes de gloria para infinidad de matadores, como la de Manuel Rodríguez “Manolete”, quien toreó su última corrida en territorio nacional en esta plaza el 9 de febrero de 1947.

En fechas más recientes, han actuado ahí el famoso rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y el joven matador Julián López “El Juli”. En febrero del 2020 Joselito Adame tuvo su encierro número 500 en esta plaza.

La Plaza de Toros Mérida también fue testigo de una tragedia. En noviembre de 1981 llegó a la mesa de redacción de la revista Proceso un cable que decía así:

una cincuentena de muertos en Mérida, Yucatán. Derrumbe en la Plaza de Toros local durante el mitin del PRI; en clausura de campaña, candidato general Graciliano Alpuche Pinzón. Más de cien heridos graves. Local para 8 mil personas lleno con cerca de 20 mil. Pedro Ojeda Paullada, presidente del pri, instalado en barrera de primera fila, no se dio cuenta del accidente; informados durante el acto, que no se suspendió.

La nota de la revista también explicaba: “La causa del infortunio fue que un enorme muro no resistió la presión humana. Al venirse abajo aplastó a cerca de veinte personas y los demás murieron pisoteados al tratar de salir, sin lograrlo, pues las puertas del coloso taurino estaban cerradas y la orden dada a los policías vigilantes era bien clara: ‘Nadie puede salir hasta que termine el acto’”.

Gonzalo Navarrete Muñoz