Capilla de Nuestra Señora del Carmen

Calle 27, s/n, Chuminópolis, 97158


Patrimonio de la Ciudad de Mérida, esta peculiar iglesia de estilo neogótico es una de las más antiguas de la capital.


De acuerdo con datos históricos, el primer fraccionamiento que existió en Mérida fue Chuminópolis. Quien se encargó de su realización fue Don Domingo Sosa en 1890, pero no fue sino hasta 1904 cuando el fraccionamiento fue incorporado a la ciudad. Posteriormente recibió el nombre de colonia, siendo una de las más antiguas de la capital.

Su iglesia, llamada de Nuestra Señora del Carmen o Capilla de Chuminópolis, tiene más de cien años de antigüedad y se encuentra ubicada en la confluencia de las calles 57 y 20, sobre la avenida Quintero.

Construida a principios del siglo XX con recursos de la familia Quintero, propietaria original de la finca que la rodea, primero se utilizó para el culto privado y posteriormente se donó al servicio de la comunidad.

De estilo neogótico, su estructura es metálica, consta de torres esbeltas, vitrales, y arcos ojivales en puertas y ventanas.

Cuenta con una sola nave y sus paredes son de mampostería. Al lado izquierdo de la entrada hay una escalera de caracol que conduce al coro, el cual se encuentra sobre una bóveda también de mampostería. Tiene diez ventanales altos cubiertos por hermosos vitrales: cinco en cada costado, uno grande y cuatro más pequeños, colocados de dos en dos.

Lo más llamativo de la construcción es, por supuesto, la fachada, con un pórtico de “arquería encimada” y una espadaña en triángulo que realza la belleza de su torre única.

La capilla de Nuestra Señora del Carmen es un edificio protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y forma parte del patrimonio de la ciudad.

Vanessa Berenice Sulú Rojas